¿Qué significa ser pequeñísimo?

12-02-97

F. Estoy pensando en mi condición de pequeñísima y en cómo Dios se acomoda a cada persona y sabe hacerse niño.

Porque si ÉL no se hubiera hecho niño como yo, nunca lo hubiera conocido.

A pesar de todas las experiencias sobrenaturales que viví, compruebo cada vez más que eso no es lo que llena mi corazón, sino las cosas más sencillas de cada día son las que más alegría me dan.

También lo que más me cuesta es amar en lo sencillo y cotidiano.

Me recuerda la vida de santa Teresita. Jesús, creo, me mima más que a ella porque soy más débil, pero cuánto me cuesta hacer con amor, lo que es tan fácil de hacer para  otros.

Me alegro de que así sea (a pesar de mis rebeldías) porque como dice san Pablo, aunque tenga muchos dones, si no tengo amor, no soy nada.

Mis hermanos, que leerán estas palabras, sabrán entenderme que no siempre respondo como esperan.

“Alma pequeñísima, Cruz pequeñísima” dijo Jesús una vez.

Pero para mí, mi cruz es tan pesada, aunque sea poco lo que Jesús me pida.

Algunas veces pienso y no comprendo el Misterio del Amor de Dios hacia lo que es ínfimo e insignificante y no termino de entender por qué Él se vuelca con tanta ternura hacia la debilidad, pudiendo deleitarse más en tantas almas tan virtuosas y “grandes” por sus obras de caridad, por la virtud.

Pero yo por experiencia sé que los pequeñísimos somos los mimaditos de la Corte y nuestra cruz es nuestra misma debilidad, el no poder hacer más por Él.

Él nos asignó esta condición y me cuesta aceptar muchas veces.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Puedes descargar este documento para imprimirlo haciendo click aquí: Descargar

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

¿Qué significa ser pequeñísimo?

En esta sección intentaremos describir con palabras algo que, en realidad,

debe ser vivido para, verdaderamente, poder comprenderlo.

Nada reemplaza la experiencia personal con el Amor.

Por eso es muy importante que Leas el Libro y dejes que la Madre, a través del Espiritu Santo, vaya Guiando el Camino.

Todo comienza con tu  a la Madre, con tu entrega a Su Amor y cuidado.

Decimos Sí, por ejemplo, cuando reconocemos que solos no podemos… que necesitamos asistencia Divina para continuar en esta vida…(“¡Jesús, solo no puedo!”(28-10-95)

Decimos Sí, cuando nos Consagramos a Ella y a Jesús.

Decimos Sí, cuando humildemente comenzamos a leer el Libro y nos dejamos guiar por el Amor.

Es Ella, junto a Jesús, Dios Padre y el Espíritu Santo, quienes irán guiando en el camino hacia la Infancia Espiritual.

Ella no hace acepción de personas, te quiere así como eres y donde estás y está dispuesta a transformarte, si se lo permites, de una manera que la mente racional no podría llegar a imaginar jamás.

J.[…]“Se puede nacer “pequeñísima” o se puede pedir la gracia de serlo”.[…] (29-10-95)

Lo que leerás a continuación es solo una generalidad, porque como decíamos anteriormente, solo la experiencia propia, y guiada por la Sabiduría Infinita, mostrará realmente lo que significa:

“Volver a ser como niños”.

Que Dios te Bendiga.

Todas las respuestas que verás aquí, están basadas en el Libro Déjate Amar y en lecturas dadas en los distintos Encuentros de las Pequeñas Almas Marianas. Verás un link (una palabra en azul que puedes clickear) donde te mostramos la fuente, y donde puedes leer el escrito completo.

Te recomendamos que leas cada referencia.

Dios espera el grito de auxilio de sus hijos:

Señor, ya no puedo más, ya no quiero vivir así, libérame”.

Así, en el momento oportuno, se acerca a ellos con bondad para proponerles, a través de la entrega incondicional a EL, no solo la libertad interior, sino también la excelencia, un reinado sobre sí mismos, sobre los acontecimientos, sean favorables o desfavorables.”

(Consagración a María)

¡Sagrado Corazón de Jesús: en Vos confío!

¿Qué significa ser pequeñísimo?

El siguiente escrito es un extracto de la lectura:

“La flor más débil”

-“El alma pequeñísima no es, ni tiene como objetivo primordial llegar ser un modelo de perfección humana, sino un fiel testimonio de lo que la Misericordia de Dios puede obrar en un hijo que se entrega dócilmente a sus cuidados.”

-“El alma pequeñísima es una florcita preciosa y valiosa del jardín de Dios, pero no se ubica entre las grandes, fuertes, robustas y vitales, sino más bien entre las pequeñas, débiles, frágiles y enfermizas. Estamos hablando de la debilidad del alma, la del cuerpo es circunstancial.”

-“El alma pequeñísima no se destaca ante la mirada del mundo. Necesita que la rieguen y fertilicen constantemente.”

-“En el jardín de Jesús, las almas pequeñísimas son las flores más demandantes de atenciones. Por eso son encomendadas especialmente a María, quien reserva en su Corazón un lugarcito preparado especialmente para almas que necesitan cuidados intensivos.”

-“Estas almas pobres honran y enaltecen el trabajo del Divino Jardinero puesto que, por su debilidad,  le otorgan siempre la posibilidad de lucirse, de demostrar todo lo que es capaz de hacer. Para mantenerlas con vida debe poner en práctica todo su arte y creatividad.”

-“Para el hombre la perfección humana se relaciona con el “no equivocarse”, con el “no fallar”. La persona es más perfecta cuanto menos se equivoca. Para Dios, que conoce perfectamente la condición defectuosa de la naturaleza humana, y por esto, no pide a sus hijos ni espera de ellos más de lo que pueden dar, la perfección humana está dada por cómo vive el hombre su rol de hijo amado. El hombre no fue creado para que aspire ser como un Dios. Fue creado para ser hijo amado que, asimilando el amor de su Creador (dejándose amar), llegue a ser uno con Él. Para Dios, cuanto más hijo, más perfecto. Cuanto más se deja amar por Él, más refleja su Misericordia.”

-“Aunque por fuera no es la flor más brillante y llamativa, es sencillamente perfecta, porque se ofrece a sí misma por completo para que Jesús demuestre a las demás compañeras del jardín, pero por sobre todo, a aquellas que están muriendo afuera por falta de cuidados, todas las variantes que posee en el arte de reanimar, consolar, revitalizar, engalanar.”

-“Las almas pequeñísimas son creadas para una misión:

Dejarle a Dios que se encargue de todo y así testimoniar lo que el Amor de Dios puede hacer con cada hijo que se deja amar.”

-“El alma pequeñísima no se propone ni fue creada para crecer en una hermosura que todos admiren. Crece en docilidad y anonadamiento. No es cada vez se equivoca menos, sino que cada vez se deja amar más, por lo tanto Dios la ve cada vez más perfecta porque la creó para eso. No le interesa en absoluto la opinión de los demás, ni que la vean virtuosa. Le interesa que la vean como su Amado quiera que la vean, y esto significa: muchas veces  defectuosa y casi siempre minusválida.

Todas las almas quieren ser hermosas y sufren por sus defectos. Es una tendencia natural el querer recuperar la imagen y semejanza de Dios perdida por el pecado original. Cuando el alma pequeñísima comienza a entender para qué fue creada, también comienza a aceptarse como es, y sufre menos. Renuncia a la hermosura que aspiraba tener con su propio esfuerzo, y espera la hermosura que quiera darle su Amado.

-“El alma pequeñísima va creciendo en “dejar de hacer ella” para “dejarle hacer a Dios”.

Esa es su tarea: “Orar para descubrir en qué nuevo aspecto tiene que dejar de hacer para dejarle hacer a Él”.

Y Dios, que la ve vivir en el rol para el cual fue creada, la ve perfecta, más allá de su debilidad extrema y numerosos defectos humanos.”

-“El gozo del alma pequeñísima no consiste principalmente en verse preciosa. Disfruta su hermosura cuando la percibe pero, como esta no depende de su trabajo personal sino del trabajo de su Amado, más que mirarse a sí misma, todos sus sentidos están alertas esperando la llegada de Aquél que es su vida, su alimento, su salud, su fortaleza, su hermosura.

Si solo su Dios es capaz de darle lo que necesita, que es nueva Vida, ¿para qué perder tiempo mirándose a sí misma o mirando a los demás? Es tan débil, desfallece tan fácilmente, su salud es tan precaria que no puede gastar energías buscando Vida donde no la hallará. Por eso, el alma pequeñísima no tiene problemas con nadie porque ni envidia, ni exige a los demás. No hay tiempo para mirar a los costados porque se pierde Vida. El alma pequeñísima es como el perrito, mantiene su mirada fija solo en Aquél que lo alimenta.”

-“No es que el alma pueda decidir de un momento a otro no mirar más a los demás ni mirarse a sí misma para fijar su atención solo en Aquél que es su alimento. No depende de una decisión personal. Depende del Amor. Es el Amor Quién, a través de diversas situaciones, la debilita, anonada y enferma. Y como la enfermedad de Amor solo con Amor se cura, el alma no gasta sus energías en aquello que no le puede devolver la salud. El alma pequeñísima no mendiga vida de los demás, su tendencia es ir directamente a la Fuente, buscar Vida de la misma Vida. Aunque muchas veces, por medio de hermanos, Dios envía el aperitivo que despertará el apetito para el plato principal que será Él mismo. Y el alma pequeñísima acepta con alegría a los intermediarios de Dios.

El alma pequeñísima disfruta y se sorprende de la habilidad de su Amado y de su Madre para restaurarla y mantenerla vital.”

-“El gozo del alma pequeñísima que ve aproximarse un nuevo encuentro con Jesús y María puede compararse al de Saqueo cuando Jesús le dijo: “Saqueo, hoy debo visitar tu casa” (Lc 19, 5).

¡Cuánto será el gozo del alma pequeñísima, florcita de pétalos caídos, de semblante pálido, al ver acercarse al Divino Regador! : “¡Ya viene la Vida,! ¡Ahí está mi fuerza, mi gracia y hermosura, mi alegría!”

-En medio del trajín cotidiano, donde todo atenta contra la paz interior, el alma pequeñísima se va debilitando, va perdiendo vida. “¡La voz de mi Amado!” Es el llamado a la intimidad que comienza a sonar cada vez más fuerte en su corazón. Es como el papá o la mamá que interrumpen el juego de su hijito diciendo: “¡A comer! ¡A comer!”

Para el alma pequeñísima cada encuentro con Jesús y María es una fiesta, la Fiesta de la Vida.

-“Cada florcita tiene su fiesta personal con Jesús, la fiesta de la Vida. Luego, la alegría se traslada a todo el jardín. Las almas pequeñísimas reflejan y transmiten la alegría de haber sido revitalizadas con amor. El alma pequeñísima con su alegría no desea anunciar: “Mírenme, soy hermosa”, sino: “¡Estoy feliz, el Amor acaba de darme nueva vida!”No sé si soy hermosa o virtuosa, lo que se es que he recibido nueva vida y eso me hace feliz”. Las almas pequeñísimas no se anuncian, proclaman la grandeza del Dador de Vida.

¿Cuán frecuentemente deberá el Divino Jardinero bajar a fertilizar su florcita? Y estas visitas, ¿cuánto tiempo la mantendrán erguida? ¿Cuánto tardará hasta que sus pétalos comiencen a debilitarse, a perder textura, a aflojarse hasta dejarse caer? E aquí la medida de su pequeñez.”

24-04-95

F. Estaba pensando en mis defectos y en todas esas debilidades que desde hace mucho tiempo vengo luchando para vencerlas y no puedo. Jesús me dice:

J. Ama tu miseria como Yo la amo, pues te da la medida de tu pequeñez. […]

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

El siguiente escrito es un extracto de la lectura:

Consagración a María

EL libro de los mensajes a Fabiana no es solo un libro de consuelo espiritual. Entonces, “tengo un problema…, abro el libro al azar… y me consuela”.

Es un libro de crecimiento de toda la persona, un camino de continua transformación del individuo, un proceso de retorno a lo que originalmente fue, a lo que Dios pensó y quiso que fuera: “Hijo amado”.

A Dios y a María les interesa toda la personalidad de cada uno de sus hijos. Si bien la prioridad es lo espiritual, la trasformación es completa de toda la persona.

Así como la destrucción del alma niña ocasionó la destrucción de la mente niña, permitiendo que el cuerpo, como parte de un todo, manifieste también, con todo tipo de expresiones, la pérdida de la inocencia, la reconstrucción, obviamente, debe ser de toda la persona.

EL libro de mensajes a Fabiana es el ejemplo más acabado del arduo y permanente trabajo que Jesús y María deben realizar en sus hijos para que vuelvan a vivir como tales.

Sabemos que todo ser humano nace manchado por la culpa original. Si bien el bautismo borra este primer pecado, no elimina las consecuencias del mismo. El pecado original dejó en el hombre tendencias desviadas que siempre asecharán y deberán ser constantemente pisoteadas. Por tal motivo, todo hijo de Adán y Eva siempre tiende a encadenarse de muchas maneras: al pecado, a los bienes materiales, a los afectos, compromisos, proyectos personales, estructuras, esquemas heredados, miedos, complejos, remordimientos, culpas pasadas, al qué dirán, a modas y todo tipo de vanidades.

Y Dios ve cómo sus niños, templos de la Santísima Trinidad por el Bautismo, creados para vivir la libertad de ser sus hijos, concebidos para reinar con Él, se van trasformando en esclavos.

Para Dios todos los seres humanos son sus niños, tanto los que conservan la Gracia como los que viven en el pecado. Como niños, todos juegan. La diferencia está en que juegan diferentes tipos de juegos. Uno que destruye y otro que salva.

Y Dios acompaña a sus hijos en cada una de sus libres decisiones orientándolos hacia el buen camino, y espera pacientemente que se cansen de jugar a aquello que los destruye para comenzar un nuevo juego, el del Amor Hermoso que le devolverá la alegría inocente del niño pequeño, la salud del alma que se reflejará en un rostro radiante y un andar sereno.

Dios espera el grito de auxilio de sus hijos: “Señor, ya no puedo más, ya no quiero vivir así, libérame”. Así, en el momento oportuno, se acercar a ellos con bondad para proponerles, a través de la entrega incondicional a ËL, no solo la libertad interior, sino también la excelencia, un reinado sobre sí mismos, sobre los acontecimientos, sean favorables o desfavorables.

Yahvé envió a Moisés para devolver a su pueblo la libertad que años atrás poseía.

En estos tiempos Dios envía a su Madre para que se presente personalmente en la vida de cada uno de sus hijos para proponerle, a través de la consagración a su Corazón Inmaculado, volver al estado de libertad e inocencia espiritual de los primeros años de vida antes de los brutales maltratos que lo desfiguraron como persona creada a imagen y semejanza de Dios.

Volver a ser como niños no quiere decir retrogradar física y mentalmente. Significa que el espíritu, que es eterno y no tendría por qué envejecer, con el paso del tiempo, lo ha hecho. Es decir, ha adquirido costumbres, posturas, actitudes, roles totalmente opuestos a los del niño. Todo esto representa una carga que llevar sobre los hombros. Cuanto menos se viva el rol de hijos-niños-amados, más pesada parecerá la carga y más difícil la vida. Y con todo este cargamento agobiante encima no se puede vivir el Reino de Dios ya en este mundo.

El Reino de los Cielos es Dios mismo que, en la persona de Jesús, ha llegado hasta nosotros. Jesús es la felicidad misma, la alegría y la paz, la Vida en plenitud, y no se pueden disfrutar todas estas propiedades de Dios sin un espíritu niño.

Los hombres de espíritu viejo no viven, sólo sobreviven. Están muy lejos de la vida abundante que Dios los hizo merecedores a través de su Sacrificio Redentor. Sólo vive verdaderamente aquel que mantiene su espíritu niño.

Esto se comprueba fácilmente:

El niño no se preocupa por nada. Por eso cuando el espíritu se ve agobiado de preocupaciones, dice: “Esto no es vida”.

Solo la persona con espíritu niño vive en abundancia. Por eso ante toda situación de vida contraria a la infancia espiritual, surge espontáneamente la frase: “Esto no es vida, che”.

EL niño nunca dice: “Así no se puede vivir”, el niño vive y juega. Y cuando algo le duele, recibe las atenciones de sus padres y espera que le pase el dolor para seguir jugando”.

«El ladrón solo viene a robar matar y destruir, mientras que yo he venido para que tengan vida y la tengan en plenitud.» (Jn 10, 10)

El cuerpo está sujeto a la ley natural, pero el espíritu no. Sin embargo muchos factores, con el paso de los años, han influenciado para que también el espíritu, que tendría que permanecer eternamente niño, haya cambiado.

Son los padres los que, muchas veces sin mala intención, comienzan a abrir el camino de los niños hacia la vejez espiritual. Luego la escuela, los amigos, la sociedad, el mundo, el demonio, se encargan de completar el trabajo.

Todo esto es trato brutal para la infancia espiritual.

Hay muchos que tienen directamente muerto el espíritu al vivir totalmente fuera de la Gracia de Dios. Y también hay muchos que, teniendo una vida dentro del marco de los diez mandamientos, sacramental, piadosa, han sido contagiados inevitablemente por la enfermedad más padecida por los cristianos: La vejez prematura del espíritu.

Hay cristianos que piensan que conservando la castidad ya son como los niños. La castidad es un paso importante hacia la infancia espiritual pero no es el único.

Hay cristianos que por tener la capacidad de perdonar rápidamente ya creen tener un espíritu de niño. Olvidar las ofensas y no ser rencoroso es una de las características del niño pero no la única.

Para volver a ser como niños no se tiene que retroceder, no se puede retroceder. Volver a ser como niños requiere de un nuevo nacimiento en el Espíritu de Dios dentro del Vientre de María, para ser nuevamente educados, pero esta vez, a la manera de Dios.

La renuncia al pecado da el primer estacazo mortal al hombre viejo. Pero para que muera totalmente debe eliminar todo rastro de hábitos adquiridos durante años de esclavitud. De golpe se entera que ya no es esclavo sino hijo del Rey y tiene que empezar de cero el aprendizaje del nuevo rol que le toca vivir: El rol de hijo amadísimo.

Jesús pide volver a ser como niños para poder volver a vivir como hijos amados. Y nos ofrece dentro del Corazón de Su Madre una escuela de infancia espiritual. Sólo en el Corazón de María los “viejos” vuelven a ser niños. Sólo en el Corazón de María los “ancianos” se transforman en otros Cristos niños porque sólo La Madre puede hacer revivir en cada hijo la infancia de Su Hijo Jesús.

20-08-1994

M.[…]También, te preguntas, cual es el proyecto que tu Madre tiene sobre ti:

es llegar a la “Infancia Espiritual”, es vivir plenamente para tu Madre y gozar de los beneficios que este estado implica.

Estado que jamás “el mundo” conocerá, solo mis consagrados.

Os he elegido, y habéis aceptado mi llamado.

No os arrepentiréis jamás.

Os Amo hijitos, seguidme.

~~~~~~~~~~~~~~~0~~~~~~~~~~~~~~~

*Para leer los mensajes del Libro Déjate Amar que hablan sobre ser pequeñísimo visita esta pagina:

Sobre ser Pequeñísimo

*Puedes descargar este documento para imprimirlo haciendo click aquí: Descargar

Comentarios

¿Qué significa ser pequeñísimo? — 8 comentarios

  1. A mi me pasa, de un tiempo a acá que pareciera que me cuestan cada vez más hacer las cosas…. Puede ser que en esa transformación que vamos haciendo al hacernos pequeñisimos, a través de la consagración a Maria nos vamos transformando en bebés y por eso siento que todo me cuesta horrores? Siento que al transcurrir el tiempo si no hago las cosas con Maria no me salen. A ustedes les pasa eso?

    GD Star Rating
    loading...
    • Hola Marcela. Eso que vos compartís es algo que nos va ocurriendo porque le hemos dado las riendas de nuestra vida al Amor y nos va anonadando a medida que nos dejamos amar. Eso te permite ver muchas actividades no necesarias y te hace disfrutar más lo sencillito. Tal como decís, dejarnos llevar porque dice nuestra Mamá “soy Yo la que hago” o dice Jesús “Soy Yo el que se divierte”. Es una manera diferente de vivir…

      GD Star Rating
      loading...
  2. Pequeñita : Con razón !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! . Mil GRACIAS !!!!! por los datos valiosos que me enviás !!!!!!!!! . No podía ser , de otra manera . Tenía que ser , así , nomás . La GRACIA DIVINA ES INFINITAAAA ……ES SABIA !!!!!!!!!!!!!! . No te imaginás , lo mucho que significa , para mí . Que los sigo , en todo . Que los leo siempre . Y difundo donde quiera voy . Fernando Corraro , sabe Dios , que donde quiera estés , mis oraciones , apoyo te acompañan . Que hago extensivos , a toda , tu hermosa familia . A quienes tengo incorporados , en el Amor fraterno como algo especialísimo !!!!. Admiro de corazón !!!!!, lo que hacés . Y la humildad , generosidad , con que vivís lo que vivís . Y ponés inmediatamente , al servicio y edificación , de todos . De todas , todas , todas las almas pequeñísimas !. Dios te bendiga por ello !!!! y abrace especialmente !. Y continue iluminando , para seguir sorprendiéndonos , con obras tan trascendentes , como ésta : “LA UNIÓN CON DIOS . EL PARAÍSO ANTICIPADO” . Que es ANTICIPO , DE GRACIA PURA . Espero , pronto poder , tenerlo en mis manos . Para leerlo , meditarlo y valorarlo como merece . Desde aquí , montones de abrazos , en nombre de los Sagrados Corazones . El de Jesús y María . –

    GD Star Rating
    loading...
  3. Mónica, si te fijá en esta página, en donde se nombran todos los títulos de la colección de espiritualidad pequeñísima, lo encontrás:
    http://www.dejate-amar.com/esp/?page_id=2328.
    El libro, escrito por Fernando Corraro, hace una reflexión entre la espiritualidad pequeñísima y un cántico espiritual de San Juan de la Cruz.
    Te mando los correos de los hermanitos que hacen envíos al exterior.

    Dios te siga abrazando

    mariateresacostaguta@hotmail.com
    dmsrd10@hotmail.com

    GD Star Rating
    loading...
  4. pequeñita : “LA UNIÓN , CON DIOS . EL PARAÍSO ANTICIPADO”. FLOR DE TÍTULO !!!! . EL TÍTULO , DE ESE LIBRO , LO DICE TODO HERMANITA !. ESA , ES “LA CLAVE” , DE TODO . EL FUNDAMENTO , ÚNICO , DE TODO . LA RESPUESTA , A TODO . PARA SER VERDADERAMENTE FELÍZ !. REALMENTE FELÍZ !!!!. pequeñita : ESO QUIERO PARA MÍ . Y PARA TODOS , TODOS , TODOS EN EL MUNDO ENTERO !!!. ESO , DESEO , ESPERO CON EL ALMA …!!!.

    DECIME POR FAVOR , DÓNDE PUEDO CONSEGUIRLO ? . PARA LEERLO COMPLETO . PARA ASÍ PODER ADENTRARME , EN EL “ANTICIPO” , QUE PROPONE EL TÍTULO . GRACIAS ETERNAS !!! EN EL SEÑOR !!!!!!!!!. Y EN MAMITA . LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA . pequeñita GRANDE ! GRANDE , GRANDEEE !!!!entre las pequeñas Almas !. ÉSTO , ES “UN IDA Y VUELTA” . ASÍ , DE HONDO . ASÍ DE SINCERO Y SENTIDO: GRACIAS …!!!!!!! POR LOS SANTOS-BUENOS DESEOS , HACIA TODOS NOSOTROS . GRACIAS …!! AL ESPÍRITU SANTO , QUE TE INSPIRÓ , COMPARTIRNOS , ÉSTO , TAN NECESARIOOO !.

    PARA ENTENDER , POR DÓNDE , PASA , EL SER “PEQUEÑO” . LA ESCENCIA AUTÉNTICA , DEL “SER PEQUEÑÍSIMO” . TODOOOO , LO QUE EXPRESÁS !!!, ES VALIOSO , VITAL !. GRACIAS MARÍA !!!!QUÉ GRANDEEEEE!!! ES LA OBRA DE DIOS!!!!, EN LAS ALMAS ! NUNCA TERMINARÉ DE ASOMBRARME Y DE ALABARLO EN TODOOO ! . LO QUE LEÍ , EN TU COMENTARIO . NO HA HECHO MÁS , QUE PONER “LUZ” , VERDAD . VIDA , EN “LA LUZ DIVINA” . Y VERDAD DIVINA . EN LA GEOMETRÍA DE AMOR PERFECTO , DE DIOS , PARA TODOS !. AHORA COMPRENDO , QUE “LOS DESAPEGOS” , “MUDANZAS” .”PODAS”, “MUERTES” , “DESIERTOS” , “AUSENCIAS-CAMBIOS”.”PÉRDIDAS” DE SERES QUERIDOS QUE SUFRÍ , A LO LARGO DE LA VIDA . DE ÉSTOS 50 AÑOS . TENÍAN UNA RAZÓN , DE SER , EN DIOS . TODO , TODO , TODOOOO ! FUÉ Y SIGUE SIENDO “SUMAR” , EN ÉL . CON , ÉL . POR , ÉL . SUMAR EN CRISTO . SER OBJETO , DEL PODEROSO CINCEL , DE DIOS . Y NO RESTAR . QUITAR . SIGNIFICÓ , EN SU MOMENTO . Y EN LO POSTERIOR TAMBIÉN ,”APEGOS” MÁS , A ÉL . A DIOS , COMO DIOS -COMO PADRE . A CRISTO , COMO DIOS , DUEÑO Y SEÑOR . COMO SALVADOR-REDENTOR . HASTA , COMO ESPOSO . ÉL , ESPERA ESO . QUE LO VEAMOS Y SINTAMOS ASÍ . ASÍ LO SIENTO . ESPOSO – HERMANO MAYOR , EN TODO . COMO MAESTRO , EN TODO . Y COMO AMIGO !. EL MEJOR DE TODOS !!!!!. Y A ELLA . LA VIRGEN . COMO MADRE SIN IGUALES !. COMO MAESTRA , EN LA FE , EN PEQUEÑEZ . COMO DISCÍPULA -MISIONERA . COMO AMIGA ENTRAÑABLE ! . AHORA COMPRENDO , QUE CADA UNA , DE LAS ADVERSIDADES Y OBSTÁCULOS , QUE ME FUÉ PRESENTANDO , JESÚS . Y , EN ÉL , CON ÉL . LA TRINIDAD BENDITA . ERAN , PARA SER UNO , CON ÉL . POR MÁS DUROS , TAJANTES . DOLOROSOS Y DIFÍCILES , QUE FUERAN . ERAN , PARA PARA “RENACER” . QUE FUERON Y SON LOS JUSTOS . LOS NECESARIOS , SABIOS . PARA SER , MÁS LIBRE . VERDADERAMENTE LIBRE . PARA ALIVIANAR MOCHILA Y EL “EQUIPAJE EXTRA” . “CAMINO” HACIA “ESA INTIMIDAD CON DIOS “, EN PEQUEÑEZ . EN INFANCIA TOTAL . ASUMO , QUE ME FALTA TANTOOOOO TODAVÍA !. PERO ESPERO , EN ÉL . EN CRISTO . CONFÍO , EN ÉL . Y EN ELLA . TODOOO , ES RAZÓN – MOTIVO DE DESCUBRIRLO , COMO “RAZÓN DE VIDA” . “RAZÓN DE FE” . “RAZÓN DE ESPERANZA VERDADERA” . SOY FELÍZ . ÉSTO , RECIÉN EMPIEZA . SÉ , QUE ME ENTENDÉS . ASUMO , QUE ME FALTA MUCHÍSIMOOOOOOOOOOO !!! POR RECORRER . A DIOS GRACIAS . PERO QUE NO ESTOY SOLA . TE DOY GRACIAS !!!!!!!!!!!! DE CORAZÓN , POR AYUDARME A “VER” QUE NADA , ES POR QUE SÍ . Y QUE TODOOOOOOOOOOOOOOOOOO , ABSOLUTAMENTE TODO , ES GRACIA DE DIOS , PARA SER VIVIDA , EN GRACIA DIVINA . COMO ANTICIPO DE “SE PARAÍSO” . TE QUIEROOOO !!!!! DIOS TE BENDIGA ! .-

    GD Star Rating
    loading...
  5. “… el alma hecha uno con su Amado, le dice a sus hermanas almas pequeñísimas: “Dios quiso para mí el desapego y fue duro conmigo. Frente a las adversidades fue directo, tajante, barrió con ellas sin importarle que sufra. Ahora soy más feliz. Por eso actúo con ustedes como Dios lo hizo conmigo, porque les deseo lo mismo, porque las amo como a mí misma, aunque se desilusionen de mí.
    Yo crecí en el carisma de la pequeñez, intimando con Jesús y María. Dios trabajó en mí personalmente, sin intermediarios. Lo mismo les deseo, porque las amo como a mí misma, aunque piensen que me olvidé de ustedes cuando no estuve cerca en los momentos de desolación.
    Aprendí a depender sólo de Dios y eso me dio plena libertad. Quiero que logren lo mismo porque las amo como a mí misma. Por eso no esperen nada de mí, ni crean que necesitan de mí. Esperen todo de Dios y déjenle la libertad de elegir a su antojo a través de quién quiere darle sus atenciones y regalos. Lo que hoy creen que necesitan de mí en realidad lo necesitan de Dios y él les puede dar directamente en la intimidad o por medio de aquel que menos imaginan.
    María me hizo niña y me encerró con Ella dentro de la Santísima Trinidad. Yo quiero la misma condición y el mismo refugio para ustedes. Aunque no les guste o no comprendan mis palabras, no voy a dejar de darles lo mejor porque las amo como a mí misma.””

    Fragmento del libro LA UNIÓN CON DIOS: EL PARAÍSO ANTICIPADO, pag 210

    GD Star Rating
    loading...
  6. Esta lectura llegó en un momento de mi vida, en el cual necesito volver a ser niña, para entregarme al amor del Padre y entregar todas las dificultades que por el pecado me hicieron vivir momentos que creía placenteros, pero que en el fondo solo dejaron dolor .

    GD Star Rating
    loading...