Declaración

Declaración

Después de haber sido derogados los cánones 1399 y 2318 del Código de Derecho Canónico, por la decisión de Pablo VI en AAS 58 (1966) 1186, los escritos referentes a nuevas Apariciones, manifestaciones, milagros, etc, pueden ser difundidos y leídos por fieles, incluso sin licencia expresa de la Autoridad Eclesiástica, con tal de que se observe la Moral Cristiana general.

De acuerdo con el Decreto del Papa Urbano VIII, declaramos que a los hechos narrados en esta publicación no se les da oficialmente ningún valor sobrenatural, hasta que la Superior Autoridad Eclesiástica haya emitido su juicio. Al publicar “Revelaciones”, “Apariciones” o gracias de Jesús y Maria, sus Ángeles o sus Santos, el sitio web dejate-amar.com no quiere, en modo alguno, anticiparse al juicio definitivo de la Jerarquía Eclesiástica y se somete, dócilmente, a sus decisiones oficiales.

Fernando Corraro: Carta a la comunidad

Corrientes, 23 de febrero de 2012

 

Queridas almas consagradas a María:

Con motivo de evitar confusiones y malos entendidos que podrían atentar contra la paz del corazón y contra la voluntad de hacer las cosas como corresponden de aquellos que nos entregamos a María para hacer conocer sus mensajes, me veo obligado a hacer algunas aclaraciones:

Las pequeñísimas almas marianas (PAM) tienen como libro de referencia a “Déjate Amar” de Fabiana Corraro.
Las pequeñísimas almas marianas encargadas de coordinar la obra no sostienen ni asesoran a otros videntes.

Tampoco disciernen o publican otras revelaciones privadas.

Difunden la infancia espiritual solo a través del impreso antes mencionado.

Si alguien en la comunidad adujera recibir mensajes del cielo, la coordinación de esta obra de María le recomendaría, antes que nada, silencio, prudencia y asesoramiento eclesiástico calificado.

Actualmente nadie está autorizado a presentarse en nombre de las PAM y comunicar mensajes privados y personales, alegando que sus manifestaciones son aceptadas por la comunidad.

El libro “Déjate Amar” que es sencillamente la publicación del contenido de los diarios íntimos de Fabiana, que consisten en sus diálogos con Dios y su Santísima Madre la Virgen María, comienza el 13 de mayo de 1994 y termina el 14 de marzo de 2006.

El grupo coordinador, no avala a aquellas personas que libremente y sin asesoramiento, se lanzan a divulgar supuestos mensajes de Fabiana posteriores a su fallecimiento.

Aquel que se presenta en una comunidad parroquial o grupo de oración, o ante sacerdote u obispo, tratando de imponer sus revelaciones privadas alegando apoyo y sustento de las pequeñísimas almas marianas, sepan que están faltando a la verdad y corren solo por su cuenta.

Nadie puede adjudicarse el título de “Continuador de los mensajes de Fabiana”. Las revelaciones no son hereditarias. Nadie puede proclamarse heredero y pretender agregar nuevos mensajes posteriores a la muerte de Fabiana.

Lo que Dios quiso revelar por medio de Fabiana, culmina con la muerte de Fabiana. Lo que Dios, en su Infinita Sabiduría y Misericordia, desee comenzar en otra persona, deberá ser estudiado por la autoridad eclesiástica competente.

El Demonio se puede valer de cualquier cosa para desacreditar la obra de María. No le sigamos el juego.

Desde el Corazón de María, con afecto

Fernando Corraro
Coordinador

 

Los comentarios están cerrados.